WEB

La Presentacion De "La Formula" en el Choliseo Todo Un Exito

Hablemos de fórmulas. Son recetas o métodos particulares que pretenden conseguir efectos específicos. En un abarrotado Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, el resultado de anoche fue un gentío de fanáticos entretenidos por la bomba de un reguetón más clásico que el de las fusiones urbanas tropicales-electrónicas que hoy se perciben en la radio. Esta resultó ser la dosis y la consecuencia del concierto que reguetoneros del patio presentaron allí bajo el concepto “La fórmula”. Con casi 50 canciones, no hay duda de que el espectáculo fue extenso. Su repertorio les permitió a los artistas cantar juntos, pero también a solas mientras interpretaban algunos de sus éxitos a modo de popurrí. A eso de las 9:10 p.m., el show arrancó con un visual y audio del productor Raphy Pina explicando la música con la que pretendía “poner a gozar” a los presentes. Rápidamente, el dúo Zion y Lennox salió subiendo del suelo interpretando el tema “La fórmula sigue”, que poco a poco fue dándole la bienvenida a Arcángel, Plan B y RKM y Ken-Y. “Esta noche, ustedes van a ser testigos de una magia y un escenario de cosas maravillosas con nuestra fórmula, su fórmula”, prometió Arcángel. Rodeados de bailarinas y sobre una tarima blanca que a veces parecía una pantalla digital y, en otras ocasiones, lucía como una discoteca, Zion y Lennox tuvo el primer solo de la noche mientras la audiencia coreaba sus éxitos. Del disco “La fórmula”, la muchedumbre entonces pudo escuchar los cortes “More” y “Bésame” en las voces de RKM y Ken-Y, quienes fueron acompañados por Jory sobre el escenario. Más tarde, el dúo complació con “Cuando te enamores” y un medley de sus temas más populares. La jornada prometía aun más dembow, así que Baby Rasta y Gringo sorprendieron luego con “Ella se contradice”. Posteriormente, los integrantes de Plan B hicieron lo suyo, seguidos por Arcángel. La llamada “Maravilla” rapeó en “Gastos largos” y “Chica virtual” hasta que terminó uniéndose con De La Ghetto. Al rato, Ken-Y regresó para presentar “Fórmula perfecta” y “Mi amor es poobre”. El próximo turno le tocó a El Lobo, quien interpretó “Juego mental” e “Imagínate”. Rápidamente le siguió Jalil López, cuya intervención se dio con los cortes “Pasarla bien” y “Princesa mía”. Cabe destacar que el vaivén de reguetoneros, mientras se iban juntando a lo largo de la función, fue precisamente lo que más enardecía a la multitud. “Dale bien duro”, “brutal” y “se guillan” resultaron ser algunos de los comentarios gritados cada vez que sobre la tarima aparecían los nombres de los distintos artistas. Así, los fanáticos tuvieron la oportunidad de escuchar números nuevos, pero estos igual pudieron saltar al ritmo de viejos éxitos. Claro que no todo desembocó en gritos de satisfacción y nostalgia. También fueron cientos los que transformaron el área de sus butacas en una discoteca improvisada. De este modo, muchas féminas sacudieron el trasero hasta el suelo y las parejas bailaron muy apretadas. El público esperó toda la noche la llegada de Don Omar. Aunque solo cantó “Dutty Love” y “Te dijeron” junto a Nati Natasha, el llamado “Rey” fue sin duda el artista favorito entre la gente. Irónicamente, el exponente cerraría el espectáculo con “Danza Kuduro”, canción muy lejos del reguetón clásico.